La trágica vida de Caravaggio

por Gisela Bustos en June 17, 2020

 

Caravaggio es considerado uno de los grandes maestros del arte hoy en día. Sin embargo, su vida no fue nada bonita. Una serie de eventos desafortunados plagaron su historia de sufrimiento y hasta lo llevaron a cometer un asesinato.

En esa serie de videos titulada “De la miseria al éxito” estaremos compartiendo la historia de diferentes artistas importantes que tuvieron una vida llena de desdicha antes de ser reconocidos como grandes maestros del arte.

En este primer capítulo, hablaremos de Caravaggio, el maestro del Barroco.

 

Este artista nació en Milán, Italia, en 1571 y su nombre real no era Caravaggio, sino Miguel Angel de Merisi, pero tiene este apodo porque cuando era muy chico su familia se mudó a un pueblo llamado Caravaggio tratando de escapar de la peste negra.

Pero el escape no fue exitoso, ya que la plaga los alcanzó hasta aquel pueblo y terminó causándole la muerte a su padre y Caravaggio quedó huérfano y desamparado a la edad de 5 años.

En su adolescencia, Caravaggio se las ingenio para iniciar su carrera trabajando como aprendiz en el taller de un artista local. Ahí tuvo la oportunidad de ver obras muy famosas como La última cena de Leonardo da Vinci y la crucifixión hecha por Tiziano.

Pero el joven Caravaggio no estaba conforme con ser solo un aprendiz y después de revelarse contra su tutor, se fue a Roma a probar su suerte como artista independiente.

La situación que encontró ahí no fue muy favorable, ya que sin dinero y sin contactos, tuvo que instalarse en un de los peores barrios de la ciudad. Ahí, el joven artista no fue extraño al hambre y a la desdicha y pasaba los días rodeado por mendigos, prostitutas y borrachos. Vivió todo ese tiempo en una profunda pobreza tratando de vender sus primeras pinturas.

Esos años causaron muchos estragos en Caravaggio. El artista se volvió violento y a menudo se veía involucrado en riñas que le causaron varios problemas con la justicia.

También, durante este tiempo, padeció de diferentes enfermedades como la malaria.

En este autorretrato podemos ver al joven pintor, quien al no tener dinero para pagarle a un modelo, se pintó a él mismo, todo enfermo y demacrado.

Con el tiempo, sus esfuerzos comenzaron a dar frutos. Algunos líderes católicos notaron su gran talento y comenzaron a hacerle encargos para las iglesias.

Sus obras eran extraordinariamente realistas y rompían con los estándares de composición de los artistas pasados. Detalles como la vejez, los pies descalzos y sucios y las expresiones de horror inundaban sus obras.

 

Durante este tiempo Caravaggio ganó una gran fama. Pero también fue muy criticado, ya que para representar las escenas bíblicas, usaba como modelos a gente común y corriente en vez de usar a personas de la realeza o de gran prestigio.

Probablemente los modelos eran la misma gente con la que había convivido tantos años en los barrios de cuestionable reputación. Algunas pinturas incluso estaban ambientadas en tabernas y cantinas y los modelos eran los borrachos y los apostadores de los bares.

Y para pintar a la virgen María utilizaba como modelo a prostitutas. Por eso, muchas de sus obras, a pesar de tener una excelente técnica, fueron rechazadas. Esto obligó a Caravaggio a reemplazar las pinturas por otras “más apropiadas”.

Algunas de las obras rechazadas fueron “La inspiración de San Mateo” y “La Muerte de la Virgen”.

Estas pinturas fueron consideradas vulgares, ordinarias y obscenas, ya que en vez de idealizar a las figuras religiosas, como era de costumbre, estas obras demostraban mucha humanidad y realismo.

Justo cuando Caravaggio estaba en el clímax de su carrera, ocurrió una nueva tragedia.

Después de un partido de fútbol, se desató una discusión que se transformó en una gran pelea. Y en medio de la trifulca, Caravaggio hirió a uno de los adversarios y con esto le causó la muerte.

Su fama de peleonero y violento no le ayudaron y fue condenado a la muerte por su crimen.

Este incidente cambió su vida para siempre, desde aquel momento, Caravaggio vivió errante y miserable el resto de sus días. escabulléndose y escondiéndose de la ley en diferentes ciudades.

Algunos de los lugares en donde se escondió fueron: Nápoles, la isla de Malta y la isla de Sicilia.

Cada vez que llegaba a un lugar nuevo, su gran talento de artista le hacía sobresalir y ganar reconocimiento. Pero siempre terminaba saliendo a la luz la verdad sobre su pasado y se veía obligado a escapar nuevamente.

En una de esas escapadas, Caravaggio fue herido en la cara y quedó desfigurado. Este autorretrato nos deja ver como se pudo haber visto el artista luego de esta tragedia.

Después, parecía ser que la vida le volvía a sonreír, cuando una de sus amistades poderosas en Roma logró convencer al papa de perdonar al joven pintor por su crimen y otorgarle inmunidad a cambio de su trabajo.

Por eso, Caravaggio se embarcó para atender a una audiencia con el Papa, para tratar de convencerlo de que lo absolviera de sus pecados y lo dejara regresar a Roma, su amada ciudad.

Lamentablemente cuando estaban en camino, la vida siempre no le quiso sonreír y fue arrestado.

Y en esta ocasión, no fue capturado por un crimen que él cometió, sino porque fue confundido con otro malhechor. A raíz de esto, Caravaggio pasó varios días en la cárcel y cuando al fin logró probar su identidad, ya era demasiado tarde, su barco ya había partido rumbo a Roma y con él, se fue su oportunidad de redimirse.

Y aquí es donde terminan los récords oficiales. Lo que sucedió después es un misterio.

Muchos creen que debido a las condiciones que soportó en la cárcel, contrajo una enfermedad y murió de fiebre. Otros piensan que fue asesinado por alguno de sus múltiples enemigos, y otros más que se volvió loco por su sufrimiento y murió de insolación.

Lo que sí se sabe es que días después de ser liberado, el cuerpo sin vida de Caravaggio fue encontrado por las autoridades en las playas de Porto Ércole.

El arte de Caravaggio nos presenta el mundo de un joven de buena familia que fue empujado por diversas circunstancias a rodearse de malas influencias, de pobreza y de enfermedad, pero sobre todo, de humanidad.

En sus pinturas vemos que la vida no siempre es bonita y elegante, a veces es oscura y tenebrosa.

 

Tristemente este gran artista murió sin saber que pasaría a la historia como uno de los mejores pintores del mundo y el padre del movimiento Barroco.

Pero hoy nos quedan sus pinturas, que además de ser muy realistas, están llenas de la crudeza del sufrimiento humano. Una crudeza que sólo podría haber pintado alguien que pasó por la desdicha y el sufrimiento que vivió Miguel Ángel de Merisi, mejor conocido como Caravaggio.

Recuerda que si quieres una reproducción de alguna obra de Caravaggio o alguna de las otras obras que mencionamos en este video, puedes pedirla en nuestra página CanvasLab.com

El envío es gratis y garantizado a cualquier parte de México y puedes pedir tus cuadros en diferentes materiales y tamaños.

Visita CanvasLab.com para ver todas las opciones y hacer tu pedido.

Muchas gracias por su atención. Nos vemos en el próximo video.

Deja tu comentario

Los comentarios deben ser aprobados antes de aparecer


Ir arriba