Estilos de interiorismo: Victoriano

Filosofía: Extravagancia y elegancia

El estilo clásico victoriano es el que nos lleva a épocas pasadas, a palacios tradicionales e históricos, con sus molduras y cortinas pesadas. Es un estilo elegante, delicado y cuidado. Se trata de una decoración excesiva (en el sentido de que incluye piezas muy grandes y muchos objetos en el mismo espacio), sofisticada y con materiales de lujo, que usa los accesorios y complementos, abusa de marcos y cuadros en las paredes, muchos estampados florales, telas combinada y la presencia de los brillos. Aquí, más es más.


La época victoriana abarcó desde 1837 hasta 1901, y muchos estilos en la moda y el diseño de interiores variaron. Lo que consideramos estilo “victoriano” es, en general, una fusión de la apariencia y estilo de diferentes períodos anteriores a mediados de los años 1900 y principios del siglo 20, por ejemplo, influencias góticas y medievales son evidentes en muchos ejemplos de diseño de interiores victorianos. La principal inspiración de la decoración clásica victoriana son los interiores de los castillos de la reina Victoria de Inglaterra.


Para ayudarte a crear estos espacios tan elegantes y sofisticados vamos a mencionar características del estilo en las cuales puedes basarte. Como ya mencionamos, la elegancia y el lujo son de las claves de este estilo, que busca la distinción y la exclusividad. Para ello los muebles deben estar llenos de adornos, las telas deben ser pesadas, los accesorios dorados deben estar siempre presentes, etc.

 

Características

Para este estilo, predominan los muebles de madera oscura, pesada, y tallada en relieve. La época Victoriana también amaba el ‘desorden’ – los cuartos se llenaban a más no poder con sillas, sofás, muebles de madera, vitrinas y exceso de telas. Ahora, el estilo es un poco más minimalista, así que en vez de llenar todo tu espacio de elementos victorianos, busca un par de piezas con mucha presencia victoriana y balancea la estética del cuarto con otros elementos menos saturados.

Colores Opacos

Los colores del estilo victoriano son muy variados, pero son predominantemente opacos como rojizos, marrones y verdes oscuro. El contraste entre estos y los adornos dorados o plateados dan un toque elegante y sofisticado.

En algunos casos también es posible encontrar decoraciones victorianas con colores más neutrales y apagados. Pero siempre y cuando los mueble y adornos cumplan con las características de este estilo, se pueden seguir considerando como victorianos.

Elementos

En esta época muchas casas tenían muchas persianas, cortinas de encaje y pesadas cortinas de terciopelo. Los forros de los muebles eran clave; aterciopelados, texturizados, estampados y con detalles de listones y en algunos casos, pedrería.

Ejemplos

Si te gusta esta tendencia, no se trata de que te deshagas de lo que tienes. Se trata de adaptar. Muchos elementos se pueden incorporar al interiorismo, para darle ese aire victoriano y crear un resultado muy personal. Aquí puedes ver un poco más de espacios con este estilo, unos muy saturados y otros no. Se trata de que te inspire lo que más vaya con tu forma de ser y con tus espacios!

 

Cuadros decorativos

Los cuadros decorativos más utilizados en esta época (o para simular esta época) son los retratos, los paisajes, y las pinturas de artistas clásicos y famosos. En nuestras colecciones contamos con bastantes cuadros que podrían ayudarte a complementar tus espacios! Te recomendamos cuadros como estos:

2 comentarios

Blanca

Blanca

Es mi estilo

Ricardo

Ricardo

Hola! Qué cuadro me recomiendan? Saludos.

Deja un comentario

Todos los comentarios son moderados antes de ser publicados