¿Cómo elegir el acabado correcto para tu pintura?

por CanvasLab Admin en February 19, 2020

Cuando estás decidiendo cómo pintar alguna parte de tu casa, en lo primero que piensas, obviamente, es en el color. Luego vas a comprar tu pintura y te das cuenta de que no solo hay muchísimos tonos de ese color, sino que también hay muchos acabados diferentes.

Y es que no es tan sencillo como pudiera parecer. Ni el color ni el acabado de tu baño deben de ser los mismos que los de tu sala o tu recámara. Pero no te preocupes, en este vídeo te vamos a explicar de forma muy práctica cómo elegir colores y acabados para las diferentes partes de tu casa u oficina.

Empecemos con los acabados. Casi todos los colores de pintura se hacen con diferentes niveles de brillo. Y esto, no es solamente por estética. Cada nivel tiene su función y propósito.

En orden de menos a más brillo, los niveles de los que hablaremos son: Mate, Cascaron de huevo, Satín, Semi-gloss y Gloss.

 

Acabado mate:

El acabado mate, también conocido como “acabado plano” es ideal para cubrir imperfecciones ya que es el que menos refleja la luz. Además, le da un toque de elegancia a cualquier lugar. Absorbe muy fácil la humedad, por eso, no es recomendable para baños o cocinas. Porque además, no es muy fácil de limpiar.

Lo ideal es utilizarlo en techos. Y tal vez también lo pudieras utilizar en paredes, pero recuerda que no es fácil de limpiar, entonces, si tienes niños o mascotas tal vez no sea muy buena idea para una pared.

 

Cascarón de huevo:

El cascarón de huevo tiene un poco más brillo, pero realmente no es considerado “brilloso”. Es ideal para añadir profundidad y calidez a los espacios. Y los mejores lugares para utilizar este acabado son salas, comedores, pasillos y recamaras de adulto.

 

Satín:

El acabado satín es algo así como el de una perla o el del terciopelo. Brilloso, pero elegante. Y es ideal para recámaras de niños, cocinas y baños porque es muy fácil de limpiar y su brillo ayuda a llenar de luz estas habitaciones.

 

Semi-gloss:

El semigloss es el segundo acabado más brilloso. Y bueno, es muy resistente a la humedad y al moho y es muy fácil de limpiar. Por eso es el mejor de todos para los baños y cocinas. Sin embargo, también es muy bueno para los marcos de las puertas y las ventanas.

 

Gloss:

El acabado Gloss es el más brilloso de todos. Y aunque pueda ser que te guste mucho que las cosas brillen, solo debes de utilizar este acabado en cosas muy específicas. Por ejemplo, puedes utilizarlo en las puertas, los marcos de las puertas, las ventanas y algunos elementos arquitectónicos decorativos.

Pero nunca jamás lo uses en techos o paredes. No es nada elegante y además, como ya habíamos mencionado, entre más brillo más se notan las imperfecciones. Y la realidad de las cosas es que es muy difícil que tu pared no tenga ninguna imperfección. Si de verdad te gusta mucho el brillo, es mejor incluirlo en tus muebles, pisos o puertas.

 

Los colores perfectos:

No vamos a entrar mucho en detalle sobre la selección de colores, ya que tenemos un video completo dedicado a ese tema. En el, hablamos de la psicología del color y explicamos cómo combinar colores según la ciencia.

Pero bueno. Cuando quieres cambiar el color de una pared, primero que nada tienes que considerar los colores que ya existen en ese cuarto. Hay que tratar de identificar si el cuarto tiene colores principalmente fríos o cálidos. Y de preferencia, apegarse a esta “temperatura” para los colores de tus paredes.

Por ejemplo, puedes utilizar puros colores cálidos en tu habitación y lograr resultados como estos:

 

O si prefieres puros colores fríos, tus resultados pueden ser como estos:

 

Y si el cuarto que quieres re-pintar ya tiene un tapete, siempre es buena idea utilizar los mismos colores de este tapete pero con tonos o más vivos o más apagados.

  

Cambios de colores:

Lo último que tenemos que aprender es cómo cambiar de colores en las paredes.

Si quieres que tu cuarto tenga 2 colores diferentes en sus paredes, es obvio que este cambio de color no se hace en medio de una pared. Se tiene que hacer en una esquina. Y aquí lo que hay que cuidar es en que tipo de esquina hacemos este cambio de color.

Si tu pones un color en una pared, y otro diferente en la otra, se va a ver medio raro. Y además, es super super fácil que la línea donde se encuentran los colores no sea perfectamente recta. Y esto va a hacer que tu pared no esta recta.

Por eso, el lugar correcto para hacer cambios de colores es una esquina interna. 

De esta forma, es mucho más fácil que la línea en donde se encuentran los colores sean rectas y todo se va a ver mucho mejor.

Y bueno, hay muchas otras cosas que podríamos decir sobre la psicología del color y cómo combinarlos, pero como les comentamos, ya hicimos un video dedicado a ese tema. Entonces, te recomendamos ir a verlo para complementar los conocimientos que compartimos aquí.

Recuerda que si quieres un buen cuadro decorativo, puedes comprarlo en nuestra página www.canvaslab.com y pedirlo en el material y tamaño que tu prefieras.

 

Muchas gracias por tu atención, nos vemos en el próximo blogpost.

Deja tu comentario

Los comentarios deben ser aprobados antes de aparecer


Ir arriba